El recreo es el momento dentro del contexto escolar donde más se ponen en juego las habilidades sociales y se favorece el desarrollo de las interacciones con otros iguales; con el fin de compartir momentos de diversión e intercambio que harán que poco a poco se vayan creando lazos de amistad.

El juego es una de las experiencias humanas más ricas y, además, es una necesidad básica. Con el juego; los niños aprenden a cooperar, a compartir, a conectar con los otros, a preocuparse por los sentimientos de los demás y a trabajar para superarse progresivamente. También aumenta la participación, pero uno de los componentes fundamentales del juego es la diversión: el niño, cuando juega, se siente feliz.

En este período de juego, para algunos alumnos, en especial para alumnos NEAE, puede llegar a convertirse en un momento del día poco gratificante, caótico e imprevisible si no lo planificamos y estructuramos adecuadamente.

La finalidad de nuestro proyecto es:

  • Fomentar la participación de todos los niños en el momento de recreo.
  • Desarrollar distintas formas de juego en el patio.
  • Aprender habilidades sociales durante el juego: respetar turnos, aceptar las reglas del juego y saber ganar-perder.
  • Incluir a los alumnos NEAE en el juego.

El patio está organizado por zonas de juego; tales como, el pollito inglés, el juego de la oca, las pelotas saltarinas, el corro de la patata, los bolos, etc.  

Cada zona está señalizada con sus respectivos pictogramas y cada juego tendrá su guion (historia social) para que el entendimiento de las reglas del juego y su desarrollo esté al alcance de todos los alumnos.

En los turnos de patio siempre habrá un especialista del equipo de orientación encargado de:

  • Ayudar en el desarrollo del juego.
  • Dinamizar el juego.
  • Solucionar posibles dificultades.
  • Facilitar estrategias de actuación a los diferentes alumnos.
  • Realizar evaluación y seguimiento de los logros conseguidos.

El papel del especialista del equipo de orientación irá desapareciendo de forma progresiva con el objetivo de llevar a cabo un juego entre iguales y así sean capaces de generalizarlos a otros contextos.