Desde principios de diciembre, todos los miembros del colegio han trabajado intensamente para ayudar a cubrir las necesidades de muchos malagueños. Mediante diversas iniciativas solidarias, se han recaudado 4.000 kilos de alimentos y otros productos básicos de higiene y limpieza, así como 13.000€ destinados a familias necesitadas y obras sociales.

Bajo el lema “Siente el latido”, toda la comunidad educativa del colegio ha vuelto a unirse para trabajar en favor de las familias malagueñas más necesitadas.  

Es cierto, que el contexto económico y social actual ha dificultado un año más la labor, pero también se ha cumplido el lema de “la unión hace la fuerza”, y si bien las perspectivas de recaudación se antojaban complicadas, lo cierto es que muchas familias pueden disfrutar estas navidades de la aportación de la Comunidad Educativa en colaboración con Cáritas parroquiales, Casa del Sagrado Corazón, Asilo de los Ángeles, Hermanitas de los pobres…

Además, como cada año, alumnos, Hermanos, profesores, scouts, familias, PAS, catequistas, entrenadores, scouts y demás miembros de la comunidad marista han apadrinado diferentes proyectos que, junto a las más de 10.000 tarjetas navideñas vendidas para felicitaciones entre la Comunidad Educativa, han conseguido una recaudación total asciende a más de 13.000 euros, abrazando, así las necesidades de familias de caritas parroquiales de Santiago Apóstol, Virgen del Camino, San Lázaro, Las Flores y Santa María de la Victoria. También se han destinado parte de estos fondos a Proyecto Hombre y Fundación Asís, para contribuir al empoderamiento social. Igualmente, se ha contribuido a cubrir gastos para asistencia familiar de las Hermanas Clarisas y Hermanitas de la Cruz. Por otra parte, se ha destinado una parte de lo recaudado a becas del Club Maristas y proyectos de empoderamiento social de la Fundación Marcelino Champagnat.

Un año más, el centro ha demostrado su compromiso solidario con la ciudad y con la educación de sus alumnos.