Un grupo de alumnos de 2º ESO se había proclamado vencedor del reto sobre astrología en el concurso Cazadores de mitos, organizado por el FECYT, Fundación Española Para la Ciencia y la Tecnología. Además, otro de los grupos participantes, se proclamó finalista en el reto sobre cambio climático y el centro ha recibido mención especial por los resultados del resto de grupos participantes.

La idea del proyecto “Cazadores de mitos” consiste en realizar una investigación científica para poner a prueba mitos y creencias cotidianas. A través del diseño de su propia investigación, el alumnado de 2º ESO ha ido poniendo a prueba esos mitos respondiendo a preguntas como, por ejemplo, si la astrología es una ciencia o una pseudociencia, si es cierta la regla de los 5 segundos, si se le van las vitaminas al zumo, o si puede matarnos una moneda que caiga desde un rascacielos. Con este proyecto, se ha fomentado el pensamiento crítico y se ha potenciado el método científico desde la práctica.

Los principales objetivos del proyecto que hemos trabajado en la materia de Física y Química de 2º ESO han sido:

  1. Generar conocimiento científico, enseñando al alumnado a diseñar sus propias investigaciones para invalidar mitos cotidianos y poder discriminar la evidencia científica de la pseudociencia y la “mala ciencia”.
  2. Fomentar el pensamiento crítico, dotando a los alumnos del conocimiento que les permita ser menos vulnerables a la influencia de falsas creencias y aplicar el conocimiento derivado de la evidencia para tomar decisiones formadas.
  3. Trabajar en cooperativo potenciando el uso de las TICs, empleando desde la asignatura de Física y Química herramientas que han contribuido a este fin, como Microsoft Teams, Excel o Forms.
  4. Popularizar el método científico, fomentando en el alumnado la utilización del método científico para que entienda conceptos clave como “muestra experimental”, “grupo control” o la diferencia entre correlación y causalidad.

En definitiva, esperamos que a partir de este proyecto nuestros alumnos y alumnas sean menos vulnerables a la influencia de falsas creencias y puedan aplicar el conocimiento derivado de la evidencia para tomar decisiones formadas.