Adviento, tiempo de espera, tiempo de alegría, tiempo de sentirnos aún más familia.

El pasado domingo 29, Primer Domingo de Adviento, dio el pistoletazo de salida a un tiempo muy especial para nosotros. Se acerca la Navidad, y como colegio, como familia, nos preparamos para la venida del Señor.

Pero ¿por qué no cambiar por una vez esa perspectiva? ¿Por qué, en vez de intentar nosotros mirar-ver llegar a Dios en este tiempo, no nos dejamos mirar-encontrar por Él. Seguimos esperando porque nuestro Dios es el primero que lo hace: espera a cada uno de nosotros. Nunca deja de soñarnos y de buscarnos con la mayor de las delicadezas, con cuidado, con esmero, con insistencia y paciencia.

Dios ha desplegado sus sueños bajo nuestros pies y quiere que le acompañemos en este sueño. Todo lo q necesitas para comenzar está dentro de ti. Lo único que falta es que despiertes el sueño que Dios ha puesto en tu corazónTodos soñamos y todos tenemos sueños.

Tomemos nota de esos sueños; en ellos podemos reconocer una cantidad de oportunidades para despertar, salir hacia los demás (en especial a los que no parecen tener derecho a soñar y hacerlo realidad) y ofrecer la mejor versión de nosotros mismos.

En la historia, y a nuestro alrededor, podemos encontrar ejemplos clarísimos de grandes sueños y de grandes soñadores. Sueños de servicio y entrega, de justicia y paz, de fraternidad, de lucha y esperanza. Sueños por los que vale la pena dar la vida. Sueños que inspiran otros soñadores…

¡LLENÉMONOS DEL SUEÑO DE DIOS!

Y como cada año, todos aportamos nuestro granito de arena a la Campaña de Navidad.

  • Recogida de alimentos €/Kg.
  • Tutorías de Adviento.
  • Ambientación navideña.
  • Venta de christmas interactivos.
  • Cooperativas solidarias. Los alumnos están elaborando manualidades solidarias con esfuerzo, ingenio y mucho cariño. El dinero que recauden con su venta, también irá destinad a la campaña.
  • Apadrinamiento de proyectos.

Decoración del patio de las columnas por parte de la comunidad