Diego-Segura-2El pasado 22 de noviembre nos llegaba la noticia del fallecimiento de D. Diego Segura Díaz, quien durante 36 años fue un maestro ejemplar tanto para sus alumnos como para sus compañeros. Al volver la vista atrás recordamos su bondad y su prudencia, su discreción y sencillez, su humildad y su modestia. Hizo suyas las virtudes maristas y supo transmitirlas a tantos niños y niñas que, atentos, aprendían sus primeras nociones y que hoy, ya hombres y mujeres, lloran su pérdida.

Nos queda su recuerdo, su imagen de hombre bueno su compromiso educativo y las palabras, con las que, con motivo de su jubilación, animaba a sus compañeros a no perder la ilusión, y a trabajar con paciencia, vocación y honradez.

Nos unimos al dolor de su familia y pedimos a Nuestra Buena Madre para que encuentren en Ella fortaleza y consuelo en estos momentos. Damos gracias a Dios por tantas semillas de esperanza plantadas, a lo largo de toda su vida, por las manos de D. Diego.

El lunes, 2 de diciembre, en la Iglesia de María Auxiliadora (Salesianos) a las 19:30 h, tendrá lugar el funeral por su eterno descanso.